Viajamos a través del túnel del tiempo a la Huelva Tartésica del siglo VIII á C., ganadera, agrícola y minera en la que experimentamos mediante un recorrido didáctico y talleres prácticos,  los modos de vida de una sociedad prehistórica de hace tres mil años.

Los más pequeños de las Agustinas, disfrutaron con intensidad de los talleres manipulativos de construcción de adobes, cerámica tartésica y arqueología. El contacto con los animales y disfrutar plenamente de la naturaleza, hizo reír a pequeños y mayores.

De forma satisfactoria al final de la mañana,  se puso fin a esta emotiva visita con la  actuación del grupo de musicoterapia del Centro Cristo Roto, arrancando los aplausos de todo el público asistente.

José Antonio Bohórquez